¿Quiénes somos?

El Foro de Análisis tiene su génesis en Sevilla, en un ya lejano 2004, como un intento -desde la esfera civil y sin adscripción ni vinculación ideológica o institucional alguna- de proporcionar y promover, a través de espacios de deliberación compartida y multidisciplinar, las herramientas intelectuales necesarias para la formación de espíritus críticos y reflexivos, respecto de cualquier ámbito de conocimiento que afecte a nuestra doble condición: sujetos morales y agentes políticos, ya que somos, simultáneamente, individuos y ciudadanos.
Nuestra actividad, en tanto sirva para caminar hacia esos objetivos, se puede resumir en los siguientes aspectos:
• Promocionar el debate y la difusión de problemáticas culturales (ya sean históricas, políticas, artísticas, económicas, filosóficas o científicas) que además de poseer un indudable interés por su contenido, puedan contribuir a dotarnos de instrumentos adecuados para una mejor comprensión de las sociedades complejas en las que, definitivamente, que nos ha tocado vivir.
• Frente a la preponderancia de nuevos espacios digitales de debate, proponemos un Foro presencial, ubicado en espacios físicos como puntos de encuentros, pues consideramos que así cumplimos de forma más eficaz las exigencias de rigor expositivo y seriedad intelectual, tan pertinentes a la hora de contribuir a una conversación pública cada vez más desestructurada, dominada por la inmediatez de las nuevas tecnologías y la multiplicación exponencial de opiniones particulares, que acaban obstaculizando cualquier posibilidad de llegar a resultados fructíferos.
• Articular una necesaria labor pedagógica sobre la relevancia de generar, en nuestras sociedades complejas del siglo XXI, un clima abierto de debate, exigente pero sosegado, no sometido a las servidumbres de la actualidad, que nada tienen que ver con el verdadero contraste de ideas, que no persigue tanto encontrar soluciones como aclarar y delimitar los verdaderos problemas.
• Acercar a los ciudadanos a cualquier dimensión cultural que demande un interés real y del que podamos extraer consecuencias para equiparnos mejor, desde el conocimiento y el criterio formado, en el análisis de los discursos dominantes, pasados y presentes.
• La elaboración, difusión, y puesta a disposición de la sociedad de toda la información y el contenido que se trate en las sesiones del Foro de Análisis, ya sean conferencias, foros de debate u otro tipo de actividades.
• Por último, y como síntesis de todo lo anterior, hacer efectivos todos estos presupuestos mediante la celebración y promoción de reuniones, coloquios y conferencias, que faciliten la comunicación y el libre intercambio de ideas entre personas e instituciones.