ARTÍCULOS,POLÍTICA

Superar la democracia representativa.

4 Jul , 2016  

Antonio Puech Lissén

Racionales, pero a tiempo parcial

 

“¡No nos representan!”

Es uno de los gritos más de moda en los últimos años y responde a los pensamientos de una parte de la población. Hay un distanciamiento creciente entre representantes y representados, a la vez que aumenta la demanda de mayor capacidad de decisión por parte de la ciudadanía. Cada vez somos más los disconformes con este tipo de democracia, la democracia representativa, que supone que la voluntad popular se ejecute a través de la mediación de diputados y senadores, los cuales responden ante los intereses partidarios y no ante los intereses de la ciudadanía. Vivimos en una partitocracia, en la que la voluntad general ha sido sustituida por la voluntad política de los partidos. Si no confundimos legalidad con legitimidad (lo siento, Max Weber), el hecho de que los ciudadanos no reconozcan como justo y adecuado un orden político, termina socavando la legitimidad de dicho orden.

More…