ARTÍCULOS,OPINIÓN,POLÍTICA

ESTRATEGIA DE ACCIÓN INDIRECTA EN CATALUÑA.

21 Sep , 2017  

Juan Manuel Álvarez Espada

 

Desde Encinasola

Después de la primera guerra mundial surgió un nuevo impulso en el estudio de la estrategia y su relación con la función política. Hasta ese momento, no se había planteado la necesidad de realizar una distinción entre las funciones políticas y estratégicas en un conflicto. Con la generalización de la democracia liberal y su intervención en dicha guerra, se produjo esa distinción. La estrategia, que era un concepto eminentemente militar, pasó a ser utilizada en la política. Apareció el concepto de “estrategia general” subordinándola a la estrategia clásica militar. Esta estrategia general aunaba los distintos aspectos que eran susceptibles de utilizarse en la guerra, en la que la estrategia militar era uno de esos aspectos. Surgieron nuevas voces que estudiaron estas relaciones, Castex, Beaufre y Aron en Francia, Sokolovsky en la URSS, Collins en EEUU, Baquer en España y Liddle Hart en Gran Bretaña.

More…

ARTÍCULOS,POLÍTICA

Nacionalismo, Derecho a decidir y Democracia

16 Dic , 2016  

Manuel Rosa Moreno

Del aprendizaje de la decepción

«El Nacionalismo es la indignidad de tener un alma sojuzgada por la  geografía«

George Santayana

Nacionalismo democrático, ese oxímoron

Me van a permitir la cortesía de prescindir de preámbulos o prescripciones paternalistas para dejar claro mi diagnóstico: el principal problema que tiene la sociedad española es, con una diferencia notable sobre el siguiente, cómo restablecer el contrato social que ha pervivido en nuestro país desde los inicios de la democracia hasta hace algo más de un lustro, y que implicaba reconocernos, sobre cualquier otra consideración, como una comunidad política (con su génesis constituyente en 1978, pues antes de eso éramos un Estado autocrático sin articulación democrática), vertebrada por un ordenamiento jurídico concreto que otorgaba carta de naturaleza -además de dimensión legal- a ese «contrato de convivencia» nunca firmado de facto.

Respecto del ámbito de lo político, a partir del 78, lo que conocemos de forma convencional con el término “España” no viene determinado ya por apelaciones a las esencias patrias o a destinos compartidos en lo universal, sino a una nación de ciudadanos, beneficiarios de derechos y libertades y sujetos a deberes y obligaciones. Así de humilde y así de insuperable. Si uno nace aquí o allá dentro de esta comunidad, eso no le otorga ningún privilegio de ningún orden, puesto que lo cultural, lo geográfico o lo lingüístico pasan a ser categorías subsidiarias de la única condición que aplica en una democracia política: la de ciudadanía. (Hago referencia, claro está, a la delimitación formal -contractual, podríamos decir- de ese campo de juego al que llamamos Democracia política. Por contra, el contenido material es algo tan proteico que cada país lo llena con ingredientes distintos). More…